Plaza de San Miguel, 1, 14001 Córdoba 12/16h, 20/24h (Domingo Cerrado) 957 47 01 66
“El Pisto”

Fundada en 1880, esta taberna-estanco siempre ha estado vinculada a la vida taurina. Por su estratégica posición siempre ha sido sitio de reunión, de cita para todas las clases de la sociedad cordobesa.

Por sus mesas han pasado artistas, toreros, intelectuales, hombres de ciencia, labradores, corredores y hasta la picaresca cordobesa. De entre los toreros asiduos a esta casa destacan Vizcaya, Manolete Padre, Manuel de la Haba, Zurito, Antonio de Dios Conejito, Camtimplas y Recalcao.

Una curiosidad de esta Taberna, es que cuando el padre de Manolete acudía, como era muy supersticioso, no podía salir por la misma puerta que había entrado, por lo que se marchaba por el acceso que esta situado en la calle San Zoilo.

Gracias a la tradición taurina, en esta casa se creó el Club Guerrita el 18 de Julio de 1896.

Julio Romero fue otro de los ilustres clientes de este establecimiento, el ilustre pintor no dudaba en degustar los caldos de la tierra en compañía de artistas y escritores, e incluso, dejó algunas huellas de su habilidad pictórica, que se pueden ver en uno de los reservados de la taberna con un busto de la mujer morena.

José López ha sido el propietario de San Miguel durante más de 40 años. El ha sido el heredero de una traidición que iniciaron su abuela y su padre con El Pisto, a finales del siglo XIX, en la calle de Enmedio de San Basilio.

El matrimonio de López con Dolores Acedo, cuyos padres eran los propietarios del célebre establecimiento situado justo al lado de la Torre Malmuerta y que tenía como nombre Taberna Paco Acedo, unió dos escuelas de taberneros.

Actualmente es dirigida por Rafael López y cocinando su madre Dolores. En el año 2000 le fue otorgado el Premio Puerta de Andalucía de FITUR, en el 2002 fue reconocida la labor de su cocina con la distinción de La Señora de las Tabernas y en 2016 ha sido premiada por la Cofradía Gastronómica del rabo de toro cordobés.